Moto Guzzi

Componentes robustos y elegantes
para viajar dónde tú quieras

Moto Guzzi V85 TT ha sido creada para asombrar. Para ir más allá. Para convertirse en una compañera de viaje incansable, en carretera y fuera de carretera. Sus componentes reflejan su personalidad polifacética, aumentando su funcionalidad y la eficiencia de conducción. Un claro ejemplo son sus suspensiones, de excelente calidad y con un gran recorrido, que permiten amortiguar las irregularidades del terreno cuando se conduce fuera de carretera.

La horquilla instalada en la V85 TT es de vástagos invertidos, tiene un diámetro de 41 mm y una carrera de 170 mm, medida que permite un control total fuera de carretera, pero también precisión y solidez cuando se trata de un buen tramo sobre asfalto. Y no importa si se viaja solo o en pareja o con equipaje, o si el estilo de conducción del piloto es suave o deportivo.... las posibilidades de ajuste son muy numerosas. De hecho, el vástago derecho de la horquilla está provisto de dos prácticos reguladores concéntricos situados en la parte superior, cerca del plato de dirección superior, muy accesibles y fáciles de manejar.

El tornillo central controla el freno hidráulico en extensión, el hexágono inferior permite variar la precarga del muelle. El muelle es de paso variable: Esto significa que la distancia de las espirales no es constante en toda su longitud, característica que permite lograr un compromiso ideal entre confort y estabilidad.

Frenado seguro incluso fuera de carretera

Los vástagos de la horquilla de la Moto Guzzi V85 TT están equipados en la parte inferior con protecciones de material plástico, diseñadas para desviar el polvo y cualquier residuo que pueda rayar la superficie. Los estribos sobre los que se coloca el cubo de la rueda sujetan dos pinzas de freno de cuatro pistones contrapuestos con fijación radial de la marca Brembo. Se combinan con grandes discos de 320 mm de diámetro y se gestionan mediante un moderno sistema antibloqueo controlado por la sofisticada electrónica de a bordo que permite diferentes modos de conducción. En el modo Offroad, el ABS no funciona en la rueda trasera y es menos invasivo en la rueda delantera para garantizar la máxima seguridad. De hecho, en superficies de muy bajo agarre, como barro y piedras, es necesario bloquear el neumático trasero para reducir la velocidad o detenerse por completo. Una prueba más del carácter ecléctico de esta maxi enduro.

Para garantizar la máxima robustez y fiabilidad incluso en las condiciones de conducción más duras, las llantas de la V85 TT tienen características de 'enduro': montan cámaras de aire, que pueden repararse fácilmente en caso de pinchazo, incluso durante los 'viajes de aventura', y llevan los radios de acero para garantizar la mayor resistencia a las solicitaciones provocadas por los inevitables golpes de la conducción offroad. Opción que, entre otras cosas, confiere un look agresivo a la V85 TT.

Suspensiones con una carrera larga para afrontar cualquier situación

El amortiguador trasero de la Moto Guzzi V85 TT está inclinado y desplazado en el brazo derecho del basculante, que encierra el eje cardán. Está colocado en una posición muy cómoda: todas las regulaciones están al alcance de la mano. Al igual que la horquilla, el amortiguador permite un recorrido de la rueda de 170 mm y se puede personalizar la precarga del muelle y el freno hidráulico en extensión. El primero gracias a un mecanismo de leva en 7 niveles predefinidos, el segundo a través de un tornillo especial situado en la parte inferior del monoamortiguador. El muelle del amortiguador, al igual que los que están ocultos dentro de la suspensión delantera, también es de paso variable, una opción que asegura un endurecimiento progresivo en relación con el recorrido de la rueda, una característica que aumenta el placer de la conducción «surplace» y la eficacia con una conducta brillante.

El tipo de suspensión, su gran recorrido y las medidas típicas de una moto creada para el turismo aventura dan como resultado una altura sobre el suelo del motor —la llamada distancia al suelode 210 mm. Este dato es significativo para entender el comportamiento de la V85 TT en los viajes, sobre todo aquellos que tienen por objetivo rutas no asfaltadas. La gran distancia al suelo permite que tanto el piloto menos experimentado como el más experto se sientan cómodos, haciendo que la conducción todoterreno sea fácil e intuitiva. Y es que divertirse sin preocupaciones es la meta de cualquier motociclista. Incluso del más exigente.