Moto Guzzi

Diseño y funcionalidad…
incluso en los pequeños detalles

Moto Guzzi V85 TT es practicidad, prestaciones y confort. Así como elegancia y estilo. El estilo atemporal de las enduro clásicas de viaje. Se aprecia a primera vista en el frontal, el guardabarros delantero alto, como debe ser en las versiones más especializadas, resalta uno de los rasgos más característicos de esta moto: el grupo óptico delantero. Un detalle con un diseño muy elaborado, un claro homenaje a las motos de rally que afrontaban viajes intercontinentales, a menudo en condiciones prohibitivas. Máxima visibilidad, incluso de noche y una panorámica impresionante. Estas características se han incorporado al faro de la Moto Guzzi V85 TT concebido, diseñado y fabricado con tecnología Full Led. Los dos elementos redondos, uno al lado del otro, con funciones de luz de cruce y luz de carretera, están perfectamente unidos por el logotipo Moto Guzzi situado en posición central. Un toque de clase para una solución de diseño que, además, aumenta la funcionalidad en general.

Máxima visibilidad incluso de día con el Day Running Light

El águila estilizada que se encuentra entre los dos faros tiene una doble función: luz de posición durante la conducción nocturna (potencia de unos 2W) y DRL (Day Running Light) en la conducción diurna, con una potencia de unos 9W. Y es que la primera regla para evitar situaciones desagradables es ser visto por los demás motociclistas, automovilistas o simplemente por los peatones. Una solución que sin duda aumenta el nivel de seguridad.
La visibilidad en cualquier condición de luz es tan importante como la iluminación perfecta al atardecer o durante la conducción nocturna. En este sentido, la configuración de encendido de estos dos elementos redondos es muy peculiar y distintiva: la luz de cruce está compuesta por dos leds en la parte superior externa y dos en la parte superior interna, dispuestos en damero. Tiene una potencia total de 25W. Con la función de luz de carretera se activan todos los leds del doble faro, garantizando una potencia total de 45W.
El haz de luz que emite el faro de la Moto Guzzi V85 TT tiene un ancho, una homogeneidad y una profundidad espectaculares: la potencia máxima de la luz de cruce es 45 lux a 25 metros, que aumentan a 73 lux con la luz de carretera. Todo ello sin sobrecargar la moto con un peso excesivo. Hemos optimizado cada detalle del grupo óptico para reducir la masa de este componente a 1,3 kg.

Dos diamantes engastados en una estructura de acero

El faro delantero de la Moto Guzzi V85 TT se une al soporte de la instrumentación mediante una funcional y llamativa estructura de tubos de acero. Esta última se inspira en la estructura tubular trasera, que enmarca el asiento del pasajero, y sirve de portaequipajes y de asa de agarre. Los dos elementos circulares del grupo óptico trasero van engarzados, como si fueran piedras preciosas. El faro presenta la misma tecnología Led que el delantero: las dos coronas externas unidas por dos líneas de luz centrales generan la luz de posición (que tienen una intensidad aprox. de 10 candelas). La forma especial del filtro opalino también crea un efecto 3D que recuerda la estela de fuego de los postquemadores de los propulsores de los cazas.
Cuando se accionan los frenos y se activa la luz de freno, a las dos coronas circulares se añaden los LEDs situados en la parte central, con una intensidad total de más de 100 candelas. Al igual que el grupo óptico delantero, el piloto trasero de la Moto Guzzi V85 TT pesa muy poco, solo 300 gramos.

Los intermitentes se apagan automáticamente

El cuadro se completa con los cuatro intermitentes estilizados, también con luz LED. Se iluminan completamente utilizando la luz emitida por el LED, que se refleja gracias a una lente de Fresnel, que es más eficaz que una tradicional. Estos elementos están gestionados por un sistema de reset automático para ofrecer la máxima funcionalidad: se desactivan automáticamente después de recorrer un trayecto de 500 metros o a los 40 segundos, evitando así la molestia de viajar con los intermitentes puestos si no es necesario. Una situación que puede ser crítica en términos de seguridad, ya que puede confundir a los demás usuarios de la vía pública en cuanto a las intenciones del conductor.