Moto Guzzi

Tecnología y diseño,
dos caras de la misma moneda

En la Moto Guzzi V85 TT, la tecnología, la funcionalidad y el diseño se entrelazan a la perfección. Las formas sinuosas y sugerentes de las superestructuras presentan en el chasis, en la estructura que sujeta el faro delantero y en el tija trasera del asiento, una serie de rasgos que resaltan el carácter y el temperamento de esta enduro,ideal para afrontar cualquier reto.

La estructura multitubular de la Moto Guzzi V85 TT está fabricada con robustos tubos de acero que envuelven el motor desde arriba: el bicilíndrico en V transversal a 90° tiene una importante función de sujeción, que aporta solidez y rigidez a la moto. A la hora de diseñar la parte ciclo, los ingenieros empezaron de cero, sin caer en la tentación de seguir los mismos pasos que para las motos de carretera V7 y V9, que utilizan un esquema de doble cuna. Así creamos un chasis que pesa casi 2,5 kg menos, ideal para la conducción mixta y para facilitar la conducción off-road.

Menos peso significa menos esfuerzo físico y más diversión. Un alto nivel de solidez constructiva también aporta mucha estabilidad cuando aumenta la velocidad, incluso con la moto completamente cargada: en este caso, el anclaje especial del motor a la estructura portante de la V85 TT también desempeña un papel fundamental.
El resultado es una gran agilidad innata combinada con una excelente precisión de conducción.

Transmisión por eje y basculante 'largo'

El chasis está adornado con dos bonitas placas laterales de aluminio sobre las que se fijan el basculante y las estriberas, provistas de un revestimiento de goma antideslizante: este último es extraíble. Debajo de este revestimiento se ocultan las muescas que garantizan el máximo agarre cuando se utilizan botas de enduro especiales para la conducción offroad. En estas placas de aluminio también están fijadas las estriberas del pasajero, fabricadas con el mismo material, y los mandos del freno trasero y del cambio.

Ambos regulables en altura y en la posición del cabezal mediante una práctica palanca.

Una de las características especiales que siempre ha diferenciado la producción de Moto Guzzi es la transmisión final por eje, mucho más robusta que la de cadena tradicional. La otra gran ventaja de este componente es que no requiere mantenimiento, una característica bastante importante para una moto de aventuras como es la Guzzi V85 TT. El eje de cardán está oculto dentro de la fusión del brazo derecho del basculante; este último es una magnífica estructura asimétrica en caja de aluminio.

El brazo izquierdo, por otro lado, tiene una forma curva diseñada para alojar el colector y la cola de escape, todo ello para reducir al mínimo las dimensiones laterales. El limitado desarrollo longitudinal del motor 'small block' ha permitido también diseñar un basculante especialmente largo, ideal para resaltar las características de conducción, la seguridad y la intuición en todo tipo de superficies. Otra ventaja de Moto Guzzi V85 TT.

Robustez ante todo

Hay algunos aspectos que podrían confundirse con detalles, pero forman parte esencial de la V85 TT, tanto desde el punto de vista estético como práctico. Se trata del soporte del faro delantero y de la estructura que adorna el colín y la parte del asiento del pasajero, ambos realizados con tubos de acero para garantizar la máxima robustez y fiabilidad en cualquier condición de uso. El bastidor delantero abraza lateralmente el grupo óptico y sirve de soporte para la instrumentación y para la pequeña cúpula de plexiglás ahumado que atenúa las molestas turbulencias aerodinámicas durante los largos trayectos en carretera.

La estructura trasera ha sido diseñada con el objetivo de ofrecer la máxima capacidad de carga y hacer que la Moto Guzzi V85 TT sea una verdadera trotamundos. Desde este punto de vista, el bastidor tiene una triple función: asas laterales para el pasajero, soporte para el baúl trasero y fijación rápida para las maletas laterales, accesorios indispensables para quien desee utilizar la V85 TT para viajar.